Saltar al contenido

Alimentación Complementaria

Tu bebé se hace mayor y de repente el pediatra te dice… empieza a darle cosas distintas a la leche. En esto consiste la famosa introducción de la alimentación complementaria. Es normal que te surjan mil dudas y preguntas sobre el tema, pero no te preocupes, en DePediatras.net te lo ponemos fácil con este articulo, que te ayudará a aportar una alimentación saludable a tu bebé.

Cuándo debo empezar con la Alimentación Complementaria de mi bebé?

Generalmente, los lactantes alimentados con lactancia materna inician la alimentación complementaria a los seis meses de vida (recomendación de la OMS). En el resto de lactantes se inicia entre los cuatro y seis meses, pero en la práctica nos acercamos más al sexto mes.

En ambas situaciones, el bebé tiene que estar preparado para recibir otros alimentos, entre otras cosas, se debe mantener sentado (aunque sea con apoyo) y poder tragar usando una cuchara.

Evita meter comida en el biberón

No es recomendable meter la comida en un biberón, si no puede tragar usando la cuchara, es que aún no está preparado para iniciar la alimentación complementaria.  

Los 4 pilares de la Alimentación Complementaria

Mi bebé ya tiene 6 meses y he decidido empezar con la alimentación complementaria, pero ¿por qué alimento empiezo? Aquí no hay normas rígidas, depende de factores culturales y las costumbres de cada casa. Pero si te podemos dar los 4 consejos clave para hacerlo de forma segura y saludable.

Alimentación bebé 6 meses

De uno en uno

Introducir los alimentos de uno en uno, dejando pasar 2-3 días entre ellos. Si algo le sienta mal, rápidamente podrás reconocer el alimento culpable.

Sal, miel, azúcar

Nunca antes de los 12 meses de vida. No es bueno acostumbrar a los bebés a este tipo de sabores.

El Gluten

La recomendación para todos los lactantes (incluso si tiene hermanos celiacos), y sin excepción, es introducir el gluten entre los 4 y 11 meses de vida. Normalmente se introduce alrededor del sexto mes, y en pequeñas cantidades al principio.

Riesgo de atragantamiento

Alimentos con riesgo de atragantamiento, sobre todo los FRUTOS SECOS…. NUNCA ANTES DE LOS 3 AÑOS.

Guía práctica de Alimentación Complementaria en bebés

Después de los 4 pilares fundamentales ahora toca diferenciar bien los grupos de alimentos. Es normal que tengas dudas por donde empezar, pero con nuestra guía te será mucho más sencillo.

Te podemos dar un orden orientativo para que sea más fácil, pero lo podréis modificar sin ningún problema. Recordad: ESTAS NORMAS NO SON RÍGIDAS.

Cereales

El primer alimento por el que puedes empezar son los cereales. Es una opción, pero es verdad que existen excepciones , por ejemplo, en los niños con sobrepeso limitamos su consumo.

La manera más sencilla para introducir este alimento es preparar una papilla de cereales en polvo. Evita en las que contengan azúcares añadidos o miel.

Pero no es la única manera, hay otras muchas opciones excelentes, como hacer una papilla con arroz hervido chafado, pan, pasta, arepas, gofio…

Frutas y verduras

El siguiente “escalón” suelen ser las frutas y las verduras. Una recomendación a tener en cuenta es evitar durante el primer año las verduras de hoja verde (acelga, espinaca o borraja) por el riesgo de metahemoglobinemia. A parte de esto, TODAS las frutas y verduras son válidas.

Y una cosa a tener en cuenta, los zumos no son recomendables. No es válido sustituir la fruta por zumos.

Carne

Unos días después de haber empezado con las verduras en purés, se puede empezar a añadir la carne.

Podéis empezar por el tipo que queráis, cerdo, pollo, pavo, ternera. En la consulta solemos recomendar empezar con carnes rojas, porque tienen más contenido en hierro.

Debes saber que los bebés, en torno a los 6 meses, suelen presentar más riesgo de anemia por déficit de hierro. Esto es debido a que los depósitos de hierro van bajando a lo largo de los 6 primeros meses de vida. Este es el motivo por el que solemos indicar empezar con carnes rojas.

Pescado

Buen alimento. Se puede empezar por el pescado blanco y luego el azul. Pero hay que limitar el consumo de pescados de gran tamaño, depredadores y de vida larga (emperador, pez espada, cazón, atún) por su contenido en metilmercurio.

Huevo

La recomendación general es introducirlo poco a poco. Primero la yema, luego la clara. Primero en formas más cocinadas (por ejemplo huevo cocido en el puré) y luego más crudas (por ejemplo en tortilla).

Legumbres

A veces cuesta un poco más digerirlas, pero podéis ir introduciéndolas poco a poco sin problema.

Lácteos

La base fundamental de la alimentación de un bebé hasta los 12 meses sigue siendo la leche. Poco a poco, esta situación irá cambiando, y a medida que vaya cumpliendo meses, tu hijo necesitará menos cantidad de lácteos. Aún así, se recomienda que mantenga una ingesta de unos 500 ml diarios.

Aquí se pueden dar varias situaciones :

  • Lactancia y alimentación complementaria: Si mantienes la lactancia materna con unas 4-5 tomas diarias, no es necesario introducir otros lácteos
  • En el resto de las situaciones, si es necesario introducir otros lácteos. Lo podemos hacer usando fórmulas de continuación o tipo 2 (indicada desde los 6 a los 12 meses de vida). A partir de los 12 meses de vida podremos ofrecer leche de vaca entera. El queso fresco o los yogures naturales se pueden empezar a ofrecer en torno al noveno mes.

Cómo debo introducir la Alimentación Complementaria? Alimentación bebé

Ya te hemos hablado del cuándo y del qué, pero ¿Cómo los ofrezco? Pues la consistencia de los alimentos tiene que ir aumentando a medida que el bebé vaya cumpliendo meses.

Se recomienda, que a los 8-9 meses empiece ya con semisólidos para que pueda masticar y se vaya acostumbrando. Así, a los 12 meses, comerá los mismos alimentos que el resto de la familia (con una particularidad ¡Cuidado con los atragantamientos!).

Estas recomendaciones en relación a cómo introducir los alimentos, van dirigidas a familias que elijan un método “más clásico” de introducción de la alimentación complementaria. Existen métodos alternativos como el “Baby Led Weaning”. Si quieres saber más sobre ello te dejamos este artículo

Cantidades de comida en Alimentación Complementaria

Recuerda que el pilar fundamental hasta el año de vida sigue siendo la lactancia materna o la fórmula artificial. Las cantidades de otros alimentos irán aumentando progresivamente, pero sin forzar.

Debes de saber que “el niño es el que decide cuánta cantidad come”, no hay que sobrealimentar a los pequeños de la casa. No te obsesiones si no se come todo el plato de comida. Permite que el niño regule correctamente su apetito controlando así su ciclo hambre-saciedad.

Horarios Alimentación Complementaria de un bebé de 6 meses

Como ya hemos dicho no existen normas rígidas, y lo mismo pasa con el horario.

Es recomendable no empezar en la cena, ya que si a tu bebé le sienta algo mal, probablemente ya le hayas acostado, esté durmiendo, y no le tengas tan vigilado.

A nivel práctico, si empiezas con verduras puedes ofrecérselas a la hora de la comida/almuerzo. En caso de que empieces con frutas puedes ofrecérselo a la hora de la merienda.

A medida que el bebé cumpla meses y él lo solicite, puedes ir añadiendo la alimentación complementaria a la toma de leche en la cena de manera progresiva (por ejemplo en torno a los 9-10 meses, pero puede ser variable).

Y recuerda

  • Los lácteos son el alimento fundamental en el primer año de vida
  • Como normal general, la introducción de la alimentación complementaria se realiza a partir del 6º mes de vida de tu bebé
  • El orden de la introducción de los alimentos es variable, está muy influenciado por la cultura y costumbres de una familia. NO HAY NORMAS RÍGIDAS
  • No miel, no azúcar, no sal en el primer año de vida.
  • Alimentos con riesgo de atragantamiento, sobre todo frutos secos, NUNCA ANTES DE LOS 3 AÑOS

Preguntas frecuentes

Pues es una situación un poco más complicada pero con distintas soluciones. Una es sacaros leche, preparar los biberones y que el cuidador se lo ofrezca al bebé mientras que estáis trabajando hasta que cumpla los 6 meses. Si no es posible, haced lo mismo pero con fórmula artificial. Otra alternativa que se puede valorar es empezar la alimentación complementaria antes (pero siempre que tu bebé haya cumplido las 17 semanas de vida).

En rasgos generales no, salvo las excepciones que hemos comentado previamente. La introducción de la alimentación complementaria es un proceso continuo, con unas reglas básicas, y que se adapta a las costumbres de cada casa. A medida que el bebé vaya cumpliendo meses se irán introduciendo más alimentos (no hay normas rígidas).

Los 4 Pilares de la Aliemntacion complementaria en Bebés
Los 4 Pilares de la Aliemntacion complementaria en Bebés
La alimentación complementaria es clave para el correcto desarrollo de tu bebé. En general no existe unas normas fijas para su instrucción pero si es necesario seguir una serie de precauciones.
Depediatras